Mermelada de fresa
RECETAS DULCES Rellenos y coberturas

Mermelada de fresas casera en panificadora

¡Hola! Hoy quiero contarte de qué forma tan sencilla, fácil y económica preparo mermelada de fresas casera en la panificadora. Yo tengo la Silvercrest de Lidl, pero se puede hacer en todas.

Me encanta cuando llega la temporada de fresas para preparar mi propia mermelada casera, me gusta untarla en las tostadas para desayunar con un cafelito por las mañanas, también ponerle una cucharadita a un yogur griego para tomarlo de postre y sobre todo utilizarla en mis elaboraciones de tartas y postres.

La mermelada casera es la mejor opción si queremos consumir una confitura de calidad y sin ningún tipo de aditivos artificiales. Sin embargo, la elaboración manual es un poco tediosa pero gracias a la panificadora podemos hacerla fácilmente y el resultado es magnífico. Las ventajas son muchas,  la más importante es que conseguimos una mermelada natural y de un extraordinario sabor, apenas ensuciamos, no hay riesgo de salpicaduras ni quemaduras,  mientras se  está elaborando podemos dedicar nuestro tiempo a otras cosas… Vamos que todo son ventajas.

Si no tienes panificadora y te gustaría comprar una pero no puedes esperar a que Lidl saque la suya de Silvercrest, puedes echarle un vistazo a la Moulinex Home Baguette que es la más vendida en Amazon o a la Princes Wake Up que también tiene muy buenas recomendaciones y cuesta la mitad de precio que la anterior.

Veamos cuáles son los pasos a seguir para preparar mermelada de fresas casera en la panificadora de manera muy sencilla y fácil.

 INGREDIENTES:

  • 500 gr de fresas
  • 1/2 limón
  • 200 gr de azúcar
  • 3 hojas de gelatina neutra ( 1/2 sobre de gelatina en polvo)

PREPARACIÓN:

  1. Lavamos las fresas, le quitamos las hojitas y las picamos en taquitos pequeños. Mientras ponemos a hidratar la gelatina en agua fría
  2. Por otro lado, volcamos en la cubeta de la panificadora las fresas picadas, el azúcar y el zumo de limón.
  3. A continuación, escurrimos las hojas de gelatina y las ponemos sobre los demás ingredientes en la cubeta.
  4. Luego introducimos la cubeta en la panificadora y elegimos el programa de las mermeladas, en mi caso el número 11.
  5. Una vez finalizado el programa la mermelada estará lista. La podemos conservar durante 15 días en el frigorífico o durante más tiempo en el congelador. También, se puede conservar hasta un año si la metemos en botes limpios y previamente esterilizados, y la hervimos al baño María durante 20 minutos.

Te recomiendo que si tienes panificadora pruebes a realizar esta receta seguro que no volverás a comprar mermelada industrial, con lo fácil y económico que te resultará siempre la harás en tu máquina.

Estoy deseando que la prepares y me escribas en un comentario que te ha parecido cuando la has probado, no dejes de contármelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sígueme!