Croquetas de jamón
Aperitivos RECETAS SALADAS

Croquetas de jamón serrano

Uno de los entrantes o tapa típica tradicional en España son la croquetas de jamón serrano. Es difícil encontrar a alguien a quien no le gusten sobre todo entre los niños, ya que suelen ser uno de sus platos preferidos. Algo que me enteré hace poco y que me resulto curioso es que tienen su propio día que es el 16 de enero, Día de la croqueta.

En casa nos gustan las croquetas cremosas y sabrosas. El secreto para que sean cremosas es no pasarse con la harina y para que estén sabrosas es elaborar la masa y tener paciencia para dejarla reposar hasta el día siguiente.

Bueno, voy a explicaros como las preparo yo, que en mi opinión es la mejor receta de croquetas de jamón que he probado hasta el momento.

INGREDIENTES:

  • 100 gr de jamón serrano en taquitos
  • 30 gr de harina
  • 1 cebolla
  • 30 gr de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • 200 ml de leche
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 1 hueso de jamón serrano
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada

 PREPARACIÓN:

  1. Ponemos en un cazo al fuego un buen chorreón de aceite de oliva y la mantequilla, cuando esté caliente agregamos la cebolla muy picadita y le ponemos un poco de sal. Bajamos el fuego para que se poche lentamente.
  2. Por otro lado, en otro cazo ponemos la leche junto con la nata y el hueso de jamón. Lo calentamos hasta que hierva y lo reservamos.
  3. Cuando la cebolla esté pochada y doradita le agregamos la harina y la sofreímos un poco sin que se tueste para que pierda el sabor a crudo. Una vez hecho esto, le vertemos la leche con nata que teníamos reservada y removemos con unas varillas para que no se formen grumos. Le añadimos sal, pimienta negra y nuez moscada para darle sabor. En el momento que la masa adquiera un poco de consistencia le añadimos los taquitos de jamón serrano.
  4. Después la pasamos a una fuente plana bien extendida, la tapamos con papel film para que no cree costra y la reservamos en la nevera hasta el día siguiente.
  5. Transcurrido el tiempo, vamos a darles forma ovalada, las pasamos por huevo batido y pan rallado. Si os gusta podéis darle un doble rebozado. Por último, las freímos en un cazo con abundante aceite caliente, en tandas de dos o tres para evitar que baje la temperatura del aceite y se rompan. Las sacamos sobre un papel absorbente para retirarles el exceso de aceite.

Lo mejor de las croquetas es que podemos preparar gran cantidad de masa, darles forma, rebozarlas y congelarlas, así tendremos un plato precocinado casero por si un día no tenemos tiempo de cocinar. ¿Qué hay más fácil y rápido que freír unas croquetas?

Espero que te animes a preparar esta receta de croquetas de jamón que seguro te va a encantar, si es así, me encantaría que me escribieras un comentario contándome que te han parecido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sígueme!