cheesecake chocolate blanco
RECETAS DULCES Tartas

Cheesecake de chocolate blanco

¡Hola! Ahora que ha llegado el buen tiempo creo que nos apetecen tartas más suaves y fresquitas y esta cheesecake de chocolate blanco y frutas frescas con textura mousse es ideal. En esta época para alguna ocasión especial, un cumpleaños o alguna fiesta con esta tarta de queso tan suave, cremosa y fresca seguro que aciertas. Además, está muy muy rica!

La puedes decorar solo con chocolate blanco rallado o cualquier crocanti, sin embargo, yo creo que la fruta, además de darle vistosidad y color la hace aún más deliciosa por el contraste de sabores.

Ingredientes cheesecake de chocolate blanco:

  • 200 g de galletas con pepitas de chocolate (estilo Chips Ahoy)
  • 200 g de chocolate blanco
  • 80 g de mantequilla sin sal
  • 300 ml de nata líquida con un 35 % de materia grasa
  • 500 g de queso crema
  • 8 láminas de gelatina neutra
  • 100 ml de leche
  • 100 g azúcar
  • Arándanos, frambuesas y unas hojitas de menta o hierbabuena (para decorar)

Preparación del Cheesecake de chocolate blanco:

  1. Comenzamos moliendo las galletas, las puedes moler rápidamente en una picadora eléctrica o si no las puedes meter en una bolsa de plástico y machacarlas pasándoles un rodillo por encima.
  2. Después les añadimos la mantequilla previamente derretida y mezclamos para obtener una masa de textura arenosa, tiene el aspecto de la arena de la playa cuando se moja. Cubrimos con ella la base de un molde desmontable y lo llevamos a la nevera para que solidifique un poco.
  3. A continuación, montamos la nata líquida. Para ello, es aconsejable que la nata, el recipiente donde la vallamos a montar y las varillas estén frías. Empezamos a batir y cuando la nata empiece a coger consistencia le añadimos el azúcar, continuamos batiendo hasta montarla por completo. La reservamos en la nevera.
  4. Hidratamos la gelatina con agua, le escurrimos el exceso de agua y la disolvemos en la leche caliente. Luego, la leche caliente con la gelatina disuelta se la añadimos al chocolate blanco previamente derretido. Y mezclamos todo.
  5. Por otro lado, batimos el queso crema para que se ablande un poco y a continuación le agregamos la mezcla de leche y chocolate blanco. Batimos todo junto hasta conseguir una mezcla homogénea. Seguidamente, le agregamos la nata montada poco a poco integrándola con movimientos envolventes.
  6. Después, volcamos este relleno en el molde desmontable (ver en Amazon) sobre la base de galletas y la dejamos cuajar en el frigorífico hasta el día siguiente. Por último, para decorarla le puedes rallar un poco de chocolate blanco, ponerle unas frutas frescas por encima y darle un contraste de color con unas hojitas de menta o hierba buena.

Te aseguro que es una tarta deliciosa con una textura mousse muy suave y un sabor delicado que rompe la acidez de la fruta. No te resistas a prepararla y a probarla porque te va a encantar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sígueme!