PAVLOVA 🍓 ¡TRUCOS para que te quede BLANCA!! Merengue francés

pavlova

INGREDIENTES

PAVLOVA

  • 100 g de claras de huevo
  • Una pizca de cremor tartaro ( en su defecto una gotas de zumo de limón)
  • 200 g de azúcar glass

RELLENO

  • 200 ml nata 35% MG
  • 40 g azúcar glass
  • Fresas

PREPARACIÓN

Hoy te muestro como puedes preparar una deliciosa pavlova es un dulce muy rico, vistoso y bonito pero vas a ver que es muy sencillo de hacer.

Te voy a contar todo lo que necesitas saber para hacer un merengue francés perfecto y como debes secarlo para conseguir que tu pavlova quede con un blanco impoluto.

Así que si quieres conocer todos los secretos que conlleva hacer bien este dulce sigue leyendo que comenzamos.

Para que las claras monten bien no puede haber nada de grasa, así que lo primero que debemos hacer es pasar un papel impregnado en vinagre por los utensilios que vallamos a utilizar para montar las claras, el vinagre eliminará cualquier resto de grasa que pueda quedar aunque los hayamos lavado muy bien. Utiliza recipientes de metal o de vidrio, no utilices recipientes de plástico para hacer merengue porque son más porosos y es probable que aunque estén limpios retengan algún resto de grasa de usos anteriores.

A continuación, en el bol de la batidora ponemos 100 g de claras que son aproximadamente las claras de 3 huevos de talla L son los que pesan entre 63 y 73 g. Solo claras sin nada de yema porque como te he explicado antes las grasas impiden que las claras monten bien. Además, para que las claras monten mejor deben estar a temperatura ambiente. Le añadimos la punta de una cucharita de cremor tártaro, este ácido ayuda a estabilizar las claras . Si no tienes no te preocupes le puedes poner unas gotas de zumo de limón y hará el mismo efecto.

Comenzamos a montar las claras a velocidad media alta que comiencen a espumar, es bueno empezar despacio para conseguir una burbuja más fuerte y estable. Cuando ya forme espuma subimos a velocidad alta.

En el momento que el merengue empiece a espesar agregamos 200 g de azúcar glass, la añadimos poco a poco mientras continua batiendo a velocidad alta. Una vez agregado todo el azúcar, rebañamos los bordes con una espátula y continuamos batiendo unos minutos más.

Hasta aquí tendríamos un merengue francés perfecto pero la pavlova lleva un ingrediente más que es la maicena o almidón de maíz. Para estas cantidades le añadimos 8 g de maizena y batimos hasta integrarla.

Sabras que el merengue está listo cuando veas que forma este pico apenas indeformable aunque lo pongas bocaabajo. Este tipo de merengue siempre hay que hornearlo o secarlo para que mantenga su forma, no vale para decoraciones para eso están el merengue suizo y el merengue italiano que te ensañaré a prepararlo en próximos artículos así que estate atento para no perdértelo.

Luego, ponemos el merengue en una bandeja de horno cubierta con un papel vegetal y con una cuchara le damos forma de recipiente en el centro y los bordes cuanto más irregulares sean, más bonitos quedaran.

Lo llevamos al horno que tendremos precalentado a 100º C y lo horneamos a esa misma temperatura durante unas dos horas. Para conseguir que nuestra pavlova quede blanquita es muy importante que la temperatura de secado no sobrepase los 100º C a más de esa temperatura el merengue quedaría teñido de ese color amarillento que no que no queremos en absoluto.

Por otro lado, montamos la nata. En el bol de la batidora ponemos 200 ml de nata para montar con un mínimo de 35% de MG y debe estar fría. Batimos a velocidad baja al principio y luego subimos a velocidad alta. Un consejo para que la nata monte bien es que ademas de que la nata esté bien fría el bol y la varillas también deben de estarlo. Los puedes meter unos minutos en el frigorífico antes de usarlos para que cojan frío.

Cuando veamos que la nata ya coge cuerpo y está montando bajamos la velocidad y añadimos 40 g de azúcar glass poco a poco para endulzarla. y subimos la velocidad para que termine de montar. Tiene que quedar con cuerpo, pero ten cuidado de no sobrebatirla.

Una vez horneada o secada nuestra Pavlova la pasamos a un plato de presentación. Después, le ponemos la nata montada por encima y como veras la pavlova quedará incluso mucho más blanca que la nata eso quiere decir que la hemos secado a la temperatura correcta.

Luego, le ponemos fresas por encima. La pavlova tradicional solo lleva fresas pero le puedes poner la fruta que más te guste. Con frutos rojos también queda preciosa.

Y listo ya tienes un precioso y riquísimo dulce para servir y compartir.

Más recetas que te gustarán

Artículos recomendados

2 comentarios

  1. Hola , una pregunta por favor , El horno ventilado a 100º? o calor de suelo y techo. Gracias

    1. Hola, Laly!! El horno con calor arriba y abajo. Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *